Rogatorias

Buscar...

Categorías

Archivo de noticias

20/7/08

Conociendo el Camino Neocatecumenal

En Camino Neocatecumenal es, en palabras de Juan Pablo II, "un itinerario de formación católica, válida para la sociedad y para los tiempos actuales".

Creado en España en la década de los 60 por los laicos españoles Francisco José Argüello (más conocido como Kiko Argüello), Carmen Hernández y el sacerdote italiano Mario Pezzi, hoy día el Camino Neocatecumenal tiene presencia, a través de unas 20.000 comunidades neocatecumenales, en más de 5.700 parroquias de 1.200 diócesis, de 107 países y 70 seminarios diocesanos misioneros Redemptoris Mater que han dado a la Iglesia 1260 presbíteros. Tiene sentido interesarse por conocer el Camino Neocatecumenal en estos momentos ya que recientemente ha pasado a ser considerado oficialmente parte de la estructura de la Iglesia Católica mediante la aprobación definitiva de los Estatutos del Camino Neocatecumenal.

Dichos estatutos consagran a esta fructífera realidad eclesial como un instrumento al servicio del obispo como una de las modalidades de actuación diocesana de la iniciación cristiana y de la educación permanente en la fe, y a la vez orientado siempre por el Equipo Responsable Internacional del Camino Neocatecumenal.

El Camino Neocatecumenal es una realidad singular en la Iglesia Católica, reconocible por unas señas de identidad como unos usos particulares de la liturgia (concesiones por parte de la Santa Sede), entre los que pueden destacarse los siguientes:

  • Su denominación: No se define ni como orden, ni como congregación religiosa, ni como movimiento apostólico ni como prelatura personal de la Iglesia Católica. Es, como ya se ha citado, un itinerario de iniciación cristiana posterior al bautismo. Tal denominación es algo nuevo dentro de la Iglesia.
  • Celebraciones eucarísticas en el inicio del Domingo (sábado por la noche) y en pequeñas comunidades.
  • Las asambleas para la eucaristía se realicen en torno a un altar especial y delicadamente arreglado.
  • El rito de la paz, después de la oración de los fieles, está cambiado de lugar respecto a la liturgia habitual.
  • Los celebrantes reciben la comunión en sus lugares, sentados (ahora de pie según los nuevos estatutos), con pan ácimo y vino.
  • En la Vigilia Pascual, la Eucaristía dura hasta el alba.
  • También las imágenes religiosas propias del Camino Neocatecumenal, como el icono que se reproduce en este artículo, obra de Kiko Argüelles.
A continuación se lista un conjunto de enlaces a información conducente a conocer y poder formarse una opinión sobre el Camino Neocatecumenal, si bien a veces ha podido estar rodeado de alguna duda o controversia precisamente por ello, la citada aprobación de sus estatutos lo convierte en una opción a considerar en el camino de fe de todo católico:

21 comentarios:

  1. hola yo soy neocatecumena tengo 3 años k. estoy en el camino y atravez de la hobediencia la fe y la fuerza k. dios me esta dando yo mesiento mas tranquila como ser humano y siento k. dios eligio ha kiko como misionero en este camino para darno la fuerza y la fe k tanta falta nos hce a todos nosotros por k. atravez de el estamos conociendo de dios

    ResponderEliminar
  2. hola soy catecumena y estoy contenta con el camino llevo 16 años tengo 7 hijos y he podido conocer el amor de cristo espero q tengan una pascua estupenda oren por mi y mi familia

    ResponderEliminar
  3. Igualmente te lo deseamos, hermana. Me gustaría que nos aclarases si nos pides un aviso de rogatoria en nuestra web y, en ese caso, si es por alguna intención en particular.

    ResponderEliminar
  4. No soy catecumeno. Pero conozco a muchos (también familiares), por lo que ha asistido alguna vez a la vigilia pascual (por estar invitada a un bautizo).

    Me apena acudir a celebraciones que pueden resultar muy "entretenidas", con multitud de intervenciones, con cánticos e incluso bailes, pero vacías de Espíritu.

    Da la impresión de que los catecúmenos son personas con tremendos problemas para ser felices y libres, con el Evangelio en la mano.

    Evangelio es la Buena Nueva, que Jesús trajo al mundo para la liberación del hombre, gracias a la Verdad, que es Una, y muy sencilla: el Amor. El Amor a Dios, que florece en Amor al prójimo.

    Menos pecado y cruz, y más Amor y Oración. Es una verdadera lástima que tantas buenas personas se pierdan siguiendo los consejos de catequistas que se quedan con el Antiguo Testamento.

    Menos ayunos que demacran, que Jesús vino a liberarnos de ellos (sus discípulos no hacían ayuno, y ya en Isaías 58 se dijo).

    Hay mucha Vida en el Evangelio. No nos quedemos en ritos.

    ResponderEliminar
  5. Estimado A_Vivir, no comparto su impresión ni la mayoría de las opiniones que ha expresado en su comentario, aunque no creo que este foro sea un lugar apropiado (por el formato y la extensión) para debatirlo, por lo que no lo haré aquí.

    Pero sí quiero manifestarle que me duele especialmente esa parte en que dice "menos pecado y cruz" y lamento mucho, justo ahora que acabamos de terminar la Semana Santa, que usted quizá no consiga sentir el inmenso inmenso (la repetición es intencionada) amor de Jesucristo a los hombres, a mí, a usted, aceptando una muerte de cruz tras una pasión tan cruel. No olvidaré jamás la resurrección, acabáramos, pero bendita sea la cruz en la que mi Señor se entregó como ofrenda por los pecados de todas las personas, por mis pecados, por los suyos, y nos compró a tan alto precio para darnos la vida eterna.

    No es cualquier cosa la Santa Cruz, como para postergarla en nuestra devoción, meditaciones y la raíz de nuestra fe.

    ResponderEliminar
  6. Estimado Emilio.

    Si relee mi comentario, verá que no he eliminado la cruz ni el pecado. Sólo he tratado de magnificar el Amor y la Oración, tan repetitivos en todo el Evangelio, y que parece que algunos han relegado, escondiéndolos tras la Cruz.

    Jesucristo dedicó la inmensa mayoría de su predicación al Amor, la Fe en Nuestro Padre del Cielo, y a que nos aferráramos a la Oración. La Cruz fue necesaria, pero ocupa una pequeña parte del Evangelio. Y lo más importante: después, la Resurrección (no fue el punto y final).

    No en vano, en palabras de Nuestro Señor Jesucristo, nos distingue en esto: "en que os amáis como Yo os he amado".

    De palabra, se escucha en vuestras celebraciones hablar de la Resurección (no lo niego). Pero se centran mucho en el pecado y la cruz.

    Estimado Emilio, esto es una sencilla opinión desde un corazón profundamente creyente y practicamente. Agradezco que te hayas tomado la molestia de contestarme, y lo hayas hecho de forma concreta.

    ResponderEliminar
  7. Estimado A_Vivir, hermano, mi conocimiento del camino neocatecumenal es bastante parecido al que tú manifiestas en tu primer comentario, pero precisamente en esa opinión he percibido -lamento si ha sido erróneamente- algunas críticas al camino neocatecumenal y no siendo yo catecúmeno ni existiendo tal comunidad en la parroquia del Beato y por tanto no pudiendo aplicarnos tus opiniones directamente, no me parecía oportuno debatir sobre ello en esta entrada ya que no tiene el formato más apropiado que sería en mi opinión un foro, donde no se adhirieran las opiniones al contenido de la entrada principal y, ya puestos, un lugar donde un/a catecúmeno/a pudiera aportar su punto de vista en primera persona. Dicho eso, y agradeciéndote sinceramente tu aportación y tu educación, quisiera trasladarte algunas precisiones sobre lo que comentamos.

    En primer lugar, discúlpame que me reitere en lo dicho, sólo te mostré mi pesar porque alguien afirmase "menos pecado y cruz" justo en el tiempo litúrgico que acabamos de abandonar, puede que te haya malinterpretado; pero seguro que no te he dado mi opinión sobre qué perspectiva de la encarnación del Hijo veo más eficaz para nuestra vida de fe, si la de la pasión o la de la resurrección. No dudo de lo que dices en tu segundo comentario, con el que mayormente concuerdo, sobre la importancia capital de la resurrección, cuando por ejemplo S. Pablo lo deja claro y nuestro administrador apostólico así lo refleja en su última carta semanal: “Si Cristo no resucitó, vana es nuestra fe". Pero eso no es lo que me motivó a responderte.

    Y también, ya que citas el mandamiento principal que nos dio Jesus, no me resisto a compartir contigo los motivos que me llevaron a redactar una entrada informativa sobre el camino catecumenal: el primero fue darlo a conocer de una forma objetiva, breve y equilibrada, algo que parece faltar en la mayoría de alusiones al mismo, por excesivo apego o demasiada lejanía, para lo cual mi perspectiva al no ser ni haber sido catecúmeno del camino me parecía propicia; pero el segundo y más importante motivo fue para mí que, según el mandamiento principal de Jesús, observo que muchos de sus miembros de forma visible se aman, aman a Dios Padre y al prójimo y además dan mucho fruto, por ejemplo: Lista de los Seminarios Redemptoris Mater en el mundo. ¿No se trataba de esto, amigo?

    ResponderEliminar
  8. Debo expresar como crítica a este movimiento que no comparto en lo absoluto el formato separatista que tienen. Se dicen parroquianos pero andan como satélites de la parroquia. Nunca he podido conversar con ellos a cerca de su movimiento porque reuyen cualquier pregunta. ¿Que más enseñan? o acaso la palabra de Dios no es suficiente.

    ResponderEliminar
  9. He leído los diferentes comentarios sobre el Camino Neocatecumenal. Me da la impresión de que, pese a tener todas muchísima buena voluntad, no son objetivas. Me refiero, en especial, a los comentarios de "Emilio".

    Conozco a bastantes catecúmenos, e incluso he asistido a algunas de sus celebraciones pascuales. Tengo que decir que, en general, son muy buenas personas. Pero tengo que decir también que, en los casos de personas que han entrado en el camino hace pocos años (que las conozco desde antes), esas, al menos, ya eran buenas personas.

    En la entrada del 15 de abril de 2009, Emilio habla del mucho fruto que dan, por ejemplo, con la Lista de Seminarios Redemptoris Mater en el mundo. Pero, ¿acaso dar fruto es eso? Los frutos del cristiano son de Amor. Amor a Dios Padre y Amor al prójimo. Tender lazos para que todos vayamos al Padre. Y lo que con tristeza compruebo es que el Camino no tiende lazos, sino que se separa del resto porque ellos "son los verdaderos seguidores de Cristo". Celebraciones independientes, seminarios independientes, bautizos independientes, etcétera.

    Es tan extrema su separación, que ni por favorecer la asistencia de los familiares al bautizo del nuevo hijo lo celebran en un horario más acorde con mayores y pequeños.

    Por último, Emilio, si tu deseo era mostrar una visión objetiva del Camino Neocatecumenal, debiera de haber sido una opinión ciertamente objetiva, y no simplemente copiada de la web del Camino. Entonces, te quedas con la opinión de los que le tienen excesivo apego (según tus propias palabras en tu anterior comentario).

    Además, si tu ánimo era informativo, lo lógico es que estuviera acompañado de información sobre otros movimientos, como el Opus Dei, los focolares, etcétera.

    Para Lancelot, si quieres conocer realmente el movimiento, lo mejor es que hables con alguien que se haya salido, habiendo estado dentro varios años. Yo he tenido ocasión de hacerlo con algún ex-miembro de los que denominaría "no renegados", porque éstos te dan una opinión demasiado subjetiva, centrada en aspectos negativos.

    ResponderEliminar
  10. No creo que la finalidad de nuestra página sea criticar a hermanos nuestros, que con su pertenencia al Camino Neocatecumenal, lo único que buscan es seguir a Cristo. Estoy segura de que para muchos este es el camino que les lleva a la salvación. Todos los movimientos religiosos sin excepción reciben críticas (Opus Dei, los focolares, etcétera). Creo que la Iglesia es tan rica que nos ofrece muchos caminos para encontrar a Dios, y no por el hecho de que nos gusten unos más que otros debamos criticarnos.
    Por mi parte agradezco a Emilio, que para facilitarnos la información, haya ido directamente a la fuente y no a opiniones de quien le pueda gustar un movimiento más o menos. Por otra parte Láncelot, si deseas que se facilite en la página información sobre algún otro movimiento, creo que no tienes más que solicitarlo. Estoy segura de que recibirás respuesta.
    Que Dios nos ilumine a todos, y usemos siempre nuestras palabras para dar gloria a Dios.

    ResponderEliminar
  11. @Lancelot: Enseñan... mucho a través del testimonio. Entiendo las críticas al Camino, como a otras realidades de la Iglesia porque nadie es perfecto, ni la Iglesia (Santa y pecadora), pero me ofrezco a buscarte un contacto para que pueda debatir contigo al respecto e informarte en detalle, en persona o digitalmente. Ya me cuentas.

    @Anónimo: Mis comentarios tratan de ser objetivos, sinceramente, si lo logro ya es otra cosa. Lo intentaré y especialmente en este comentario que hago respondiendo al tuyo.

    Lamento que no percibas el Espíritu en las celebraciones del Camino. Creo que eso es cuestión de cada uno por delante del rito, al que no le resto con ello un ápice de importancia, que es capital por otra parte. Además, hago mías las palabras del Cardenal Newman al respecto de que la fe es incolora.

    En cuanto a los frutos, opino que el número de seminaristas es una evidencia más objetivamente medible que el Amor, considerado de forma inasible, y por ello me reafirmo en que el Camino produce frutos. No digo más o menos que otras realidades, sólo que los produce.

    Entiendo que rechine la relativa independencia, incluso en algún caso lo comparto, pero yo trato de aceptarla desde el enfrentamiento de una actitud de apertura a los demás y la del mantenimiento de las señas propias, del carisma concreto. No es otra cosa lo que hace la Iglesia Católica con respecto al mundo, no crees?

    Y en cuanto al post, pues también trataba de ser objetivo. Intentaré tener en cuenta tus recomendaciones, pero sí te aclaro que no es una copia de la página del Camino, sino el fruto de la lectura de muchas y diversas fuentes, condensado lo mejor que he sabido en esta entrada.

    Hablar de otros movimientos no está fuera de mis intenciones, al igual que al hablar del Camino no manifestaba ninguna preferencia por el mismo (por ejemplo, el inicio de mi conversión diría que fue, saliendo de mi iglesia doméstica, el Movimiento de Cursillos, del que no he escrito nada aún). Si deseas que hagamos una entrada de algún movimiento en concreto, sólo tienes que plantearlo y haremos lo posible por servir de instrumento de (in)formación, como es el objetivo de este sitio web.

    Sólo una petición: si vamos a charlar en este foro, intenta inventarte un alias y usarlo para poder identificarte con facilidad. No es tan difícil.

    @Anónima: Coincido contigo en apreciar la riqueza de caminos que nos conducen al Señor y bueno, reitero que este post no es una copia de la página del camino. Al menos no la he leído desde que lo hicimos ¿será que se han copiado de lo que escribimos aquí? jajaja ;)

    ResponderEliminar
  12. De veras que hay que hay mucha ignorancia...lo unico que hacemos es desarrollar nuestro bautismo tal como lo dice el concilio vaticano II en pequeñas comunidades y por etapas tal como lo dice el RICA; ritual de de iniciacion cristiana de adultos...Si se aplicase y los presbiteros de las parroquias lo difundiesen otro seria el cantar...recordar que bautismo significa "sumergir" a quien? a nuestro hombre viejo; orgulloso, soberbio; dios de si mismo; tal como lo decian los sofistas. "el hombre es la medida de todas las cosas"; por que otro me tiene que decir algo, o la verdad. "si yo tengo mi propia verdad" la famosa frase; ser tolerante. Aqui radica nuestra discusion.

    ResponderEliminar
  13. El Camino Neocatecumenal es un camino muy util para nuestra vida, aunque a veces cueste sequirlo.
    se despide un ex- hermano del camino.
    Que Dios os quie.

    ResponderEliminar
  14. Estoy convencido de ello, Jose, y a la vez de que no todos los cristianos estamos llamados a ese camino. Gracias por participar!

    ResponderEliminar
  15. Creo que lo difícil no es seguir el Camino Neocatecumenal, sino seguir el Evangelio. Sin embargo, con la ayuda del Señor podemos seguir en su senda, aunque a veces nos desviemos un poco.

    ResponderEliminar
  16. No podría haberlo dicho mejor. Es un privilegio contar con vuestras aportaciones.

    ResponderEliminar
  17. Las personas que critican al Camino Neocatecumenal se clasifican en dos:
    1.- Las que estuvieron en el y se separaron y
    2.- Aquellas que no lo conocen a fondo
    Las primeras: Entraron al Camino tal vez por invitación, porque sus padres son catecúmenos o porque no sabían lo que andaban buscando. El Camino es amor, compromiso y fidelidad, pero también es disciplina, y es a lo que muchos temen. Al ser cristianos a medias es lógico que no acepten las recomendaciones que deben observarse como reglas dentro de las Comunidades, y esto no es privativo del Camino. Cualquier organización como escuela, trabajo, deporte, incluso la propia familia tienen sus estatutos, reglamento y observancias. No son nada del otro mundo y son fáciles de seguir si se tiene voluntad. En el caso de los segundos, al no conocer critican. Sólo se guían por lo que oyen, y son personas con un sentido de crítica bastante pobre. Yo que estoy en el Camino y no soy para nada mocho ni santurrón, antes bien un verdadero pecador que busca ser mejor cada día, les puedo decir que el Camino vino a ser una verdadera luz en mi vida, una forma hermosa y positiva de llevar mi vida por una ruta de paz y conversión. Conozco hermanos magníficos dentro de él que me han brindado su amistad, su amor y su confianza, Sacerdotes comprometidos con la Iglesia y con Dios. Es una experiencia maravillosa, no me arrepiento de haber tomado la decisión de seguir el camino, antes bien, agradesco a Dios el haberme iluminado.

    ResponderEliminar
  18. Estimado anónimo, el Camino es una realidad eclesial querida por Dios dado que nuestra Santa Madre Iglesia, en la persona del Papa, la ha aceptado y bendecido. Personalmente doy gracias a Dios por el Camino Neocatecumenal y por quienes pertenecéis a él.

    Dicho eso, lo de dividir a los críticos es un argumento ad-hominem con el que no estoy de acuerdo. El Camino es una obra de Dios pero impulsada y formada por personas, y por lo tanto, con imperfecciones, como toda obra humana. Como consecuencia es criticable en algunos aspectos. Y la crítica debe ser aceptada, especialmente si es hecha con ánimo sincero y caritativo de corrección fraterna, para mejorar lo criticado, independientemente de quien la haga. Al menos así lo veo yo.

    Recibe un saludo fraterno y gracias por participar.

    ResponderEliminar
  19. hola sigiendo el camino en peru por 4 años y bueno ahora me encuentro en cordoba me gustaria segir el camino pero nu encuentro una parroquia donde segirlo me guistaria q me ayuden a encontrar una parroquia por donde pueda encaminarme a dios y poder segir su camino porfa me gustaria q me escriban al msn amoroso10_12@hotmail.com grax

    ResponderEliminar
  20. CENTRO NEOCATECUMENAL DIOCESANO
    Avda. de los Molinos, 7 (Pasaje)
    14001 Córdoba
    Tel. y Fax 957 49 26 62

    También puedes acercarte, entre otras, a la Parroquia de la Sagrada Familia: C/ ALGECIRAS, S/N, 14013 Córdoba, España
    +34 957 42 20 36 ‎

    ResponderEliminar
  21. sin cruz no hay vida eterna, no hay salvacion , eso es lo que escuche hoy de un padre que No es del camino, y es asi puesto que si jesus no hubiese muerto en la cruz y resucitado no tendriamos la ezperanza de la vida eterna , y es lo que se me dice de eucaristia en eucaristia y de liturgia en liturgia del camino ! . la paz del señor este con ustedes . el señor ha esho una historia maravillosa en mi vida

    ResponderEliminar

Desde la afinidad o la discrepancia, pero siempre con respeto, te animamos a participar.

Por unas mínimas bases de hermandad, afecto y consideración, los comentarios anónimos inapropiados serán borrados.