Rogatorias

Buscar...

Categorías

Archivo de noticias

21/1/09

Rogatoria por un joven matrimonio en crisis.

Reproducimos a continuación el siguiente mensaje enviado al correo de esta página web de la parroquia con el siguiente contenido:

Queridos hermanos en Cristo:

Pido a todos los que puedan leer este mensaje una oración por un joven matrimonio, que me es muy cercano, y que por diversas razones (ninguna grave) ha decidido separarse temporalmente. Pidamosle al Señor que los ilumine y acompañe, y que la gracia que recibieron en el sacramento del Matrimonio dé ahora sus frutos y les fortalezca y dé animos para empezar de nuevo.

En nuestro entorno es cada vez más frecuente encontrarnos con parejas en situaciones similares, en las que sin motivos graves (que también se podrían reconducir), se adopta una decisión de separación y/o divorcio por causa del desamor, la apatía, la soberbia, el egoismo,...

El matrimonio es un proyecto de vida maravilloso, que se tiene que construir día a día, que presenta dificultades, que reclama una entrega continua de cada uno de los cónyuges para con el otro; pero que a cambio, nos permite realizarnos plenamente y ser un verdadero camino de santidad para los que Dios nos ha llamado por esta vocación.

Cualquier problema que surga en un matrimonio puede y debe reconducirse con el diálogo, el amor y la gracia del sacramento. Para ello no hay más que esforzarse en el día a día y pedir consejo, ayuda, mediación,... cuando sea necesario; y sobre todo aplicarnos cada uno de los cónyuges las palabras de San Pablo en nuestra relación:

"El amor es paciente, afable; no tiene envidia; no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita; no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad. Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites."(1ª Corintios 13, 4-13)

Desde esta página animamos a esta pareja y otras en su situación a que luchen por salvar su matrimonio, merece la pena. Nunca es tarde para empezar de nuevo.

Y los demás dirijamos a Dios nuestra oración y hagamos nuestras las palabras del Padre Pío de Pieltrecina: "Reza, ten fe, y no te preocupes".


Nota: La Diocesis de Córdoba pone a nuestra disposición los Centros de Orientación Familiar para ayudar a las parejas en estas situaciones de crisis:
Centro de Orientación Familiar
c/ Horno de la Trinidad, 5
14003 Córdoba
Tel. 957 42 09 93
cof.secretaria@diocesisdecordoba.com
Horario: 10:00 - 13:30 (L-V) / 17:00 - 21:00 (L-J)

7 comentarios:

  1. Quiero decirle a esta persona que ya estoy rezando por ese joven matrimonio en crisis. Que he leido su mensaje y que asumo como propio en la oración y en lo que necesiten humanamente este problema. Tomás. Párroco

    ResponderEliminar
  2. También yo rezaré por este matrimonio y todos los que conocemos cada uno/a, que por cualquier razón o motivo, han decidido hacer un parón en sus vidas para replantearse el estar o no juntos.
    Que el Señor os bendiga.
    Ánimo y mucha suerte.
    Un amigo feligrés de la Parroquia del Beato.

    ResponderEliminar
  3. Las palabras de San Pablo se leyeron en la Eucaristía en la que mi mujer y yo sellamos nuestro amor ante Dios, hace ya 11 años. Aunque soy joven y llevo casado poco tiempo (solo 11 años) os acompaño en la oración para que este matrimonio siga conservando su vinculo. Solo me permito dar un consejo, cuando en tu matrimonio las cosas se ponen dificiles mira a tu mujer a los ojos y recuerda todo lo que os une y lo ridiculo que es lo que os separa. Animo y mucho dialogo.
    Lo que Dios a unido no lo puede romper nada ni nadie.

    ResponderEliminar
  4. Contad también con la oración de mi familia. Por este matrimonio y por todos aquellos que pasan situaciones similares. Que Dios cuide de todos los matrimonios.

    ResponderEliminar
  5. Un hermano agradecido21 de enero de 2009, 23:25

    "Pues yo os digo: Pedid, y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad, y os abrirán. Porque todo el que pide recibe; el que busca encuentra, y al que llama le abren" (Lc 11,9-10).

    Soy el que envió el mensaje de arriba y escribo de nuevo para dar las gracias por vuestras oraciones. El Señor ha conmovido los corazones de estos cónyuges, se han reconciliado y han decidido intentarlo de nuevo. Que el Señor les ilumine para superar esta crisis y les acompañe durante toda su vida. Gracias a todos por vuestras oraciones y a Dios por el Amor con que nos cuida.

    ResponderEliminar
  6. pido por todos los matrimonios en crisis ya que yo me encuentro en la misma situcion, tengo 17 años de casada y mi esposo es otra persona indiferente apartado no me da la cara le pregunto que pasa y solo me dice que es el, que le de tiempo tenemos 3 hijos 15 13 10 siento una angustia horrible yno se que hacer, o como comportarme con el trato de seguir igual pero dios mio es muy dificil le pido paciencia y sabiduia para saber como llevar la situacion pero aveces siento que voy a tocar fondo estoy desesperaada gracias por escuchar

    ResponderEliminar
  7. Querida hermana, me apena lo que cuentas que te sucede. Junto con mi familia, le pediré al Señor por la tuya.

    No soy quién para dar consejos o sugerencias sobre qué deberías hacer; no sé, ante momentos de angustia, yo suelo preguntarme cómo actuarían la Virgen o Jesús en esa circunstancia y eso, al menos, suele sacarme de mis dudas sobre qué hacer.

    ResponderEliminar

Desde la afinidad o la discrepancia, pero siempre con respeto, te animamos a participar.

Por unas mínimas bases de hermandad, afecto y consideración, los comentarios anónimos inapropiados serán borrados.